0

Aprende a optimizar imágenes para buscadores

Imágenes, monitores y SEO

 

Ya estás poniéndote al día con la optimización para buscadores de tu web, eligiendo las mejores palabras clave y mejorando desde los textos hasta las meta descripciones. ¿No es verdad? Porque si no lo es, ya puedes ponerte manos a la obra. Si has hecho los deberes (como debe ser), quizá te hayas preguntado si hay alguna forma de optimizar imágenes para buscadores. Y la respuesta es: ¡claro que sí!

Por qué debes optimizar las imágenes

A lo mejor no te parece tan importante, pero existen varias buenas razones por las que la optimización de tus imágenes podría suponer un nuevo impulso para tu SEO. Aquí tienes dos:

  • Atraerás a esas visitas que llegan a tu web a través de ciertas palabras clave en Google Imágenes.
  • Podrás reducir el tiempo de carga de tu web.

Optimizar imágenes para buscadores ni siquiera supone un gran esfuerzo. Solamente tienes que seguir los pasos que te indicamos en el post de hoy. Vamos a enseñarte a optimizar imágenes para buscadores paso a paso, para que sepas exactamente lo que tienes que hacer y se lo pongas muy fácil a las arañitas de Google y compañía.

Cómo optimizar imágenes al crearlas

Antes de añadir una imagen a tu web, tienes que hacer dos cosas:

 

1. Guardarla con un buen nombre de archivo

Si subes una imagen a tu web o a tu blog desde un móvil, desde una cámara digital o hasta desde un banco de imágenes como Fotolia, seguramente el nombre del archivo sea alfanumérico, como “Fotolia_699784_XS.jpg” o “DCM20IMAGEN.jpg”. Lo malo de hacer esto es que los buscadores no van a saber interpretar el tema de la imagen.

 

Cambia el nombre del archivo por uno que sea explicativo y que, a poder ser, incluya una palabra clave. Utiliza un nombre corto, claro y descriptivo: “congreso-seo-2014.jpg”, “gorra-roja-beisbol.jpg”, “leon-marino.jpg”, etc. Se acabó eso de “fojo1.jpg”, que no te aporta nada desde el punto de vista del SEO.

 

En resumen: describe fielmente el tema de la imagen, incluye una palabra clave principal y utiliza guiones para separar las distintas palabras.

 

2. Reducir el tamaño y el peso de la imagen

 

Elefante midiendo sus dimensiones y peso

 

Hay dos aspectos que tener en cuenta: las dimensiones de la imagen y su calidad.

 

Sobre las dimensiones, tendrás que asegurarte de que tu imagen se visualice correctamente en la mayoría de monitores, de modo que no utilices imágenes demasiado pequeñas a menos que sea tu única opción.

 

Sin embargo, tampoco te pases de grande: las imágenes enormes tardan más en cargar, lo que puede provocar lentitud en tu web. La mayoría de nosotros solamente espera entre tres y cinco segundos a que cargue una web, y después nos vamos. Además, el algoritmo de Google también tiene en cuenta el tiempo que tarda una página en cargar, así que si tu web tarda demasiado puedes perder no solo potenciales clientes, sino también posicionamiento.

 

Parece una situación sin salida, pero no es así. Lo único que debemos hacer es encontrar un equilibrio entre tamaño y calidad. ¿Qué te recomendamos? Que para recortar y redimensionar tus fotos utilices PhotoShop, Skitch o GIMP, que te ayudarán a mantener la calidad de la imagen al tiempo que reduces su tamaño y su peso.

 

Aquí tienes una pequeña guía de formatos que, en nuestra experiencia, funciona bien:

  • JPEG es el formato que debes utilizar en general.
  • PNG mejor para imágenes con fondo transparente.
  • GIF déjalo para las imágenes con animaciones.

Si quieres comprimir al máximo las imágenes antes de subirlas a tu web sin por ello perder calidad te recomendamos la herramienta Compressor.io, que puedes utilizar online.

Cómo optimizar imágenes al añadirlas a tu web

Tras darle al archivo de tu imagen un nombre adecuado y reducir su tamaño para que no afecte negativamente al tiempo de carga, ya puedes subir la foto a tu web. El siguiente paso que hay que dar es optimizarla con un título y una etiqueta ALT.

 

1. El título

Es la etiquetita que puedes ver si dejas el ratón puesto sobre una imagen. Como siempre: incluye una palabra clave, describe el tema de la imagen y no te pases con la longitud.

 

2. La etiqueta ALT (de alternativa)

Es el texto que aparecerá si, por algún problema con el navegador, este no consigue interpretar el contenido de la imagen y no es capaz de mostrarla. Si estás utilizando un gestor de contenido (o CMS, por sus siglas en inglés) como por ejemplo, WordPress, podrás añadir las etiquetas ALT a tus imágenes fácilmente. Si no es así, tendrás que “tunear” un poquito el código para que te quede algo así:

<img src=”http://ejemplo.es/estaesmifoto.jpg” alt=”Vista aérea de las Islas Cíes”/>

En ambos casos, lo mejor es que utilices una palabra clave para describir el tema de la imagen. Así, Google y el resto de buscadores sabrán que la foto es relevante para el contenido de tu web y que no estás añadiendo imágenes sin ton ni son. Tampoco te pases añadiendo keywords: ¡no vale hacer trampa!

 

Otros dos elementos que podrías tener en cuenta por su gran utilidad son los “sprites” y los “icon fonts”:

1. Los sprites son muy útiles si quieres mejorar la velocidad de carga de tu web y tienes muchas flechas, iconos, logos, botones y otros elementos visuales. Un sprite es una colección de imágenes condensada en una única imagen. En lugar de utilizar un archivo para cada uno de esos elementos visuales, utilizas el CSS de tu web para estructurar todos los elementos en un único archivo. Así ahorras recursos del servidor y, por tanto, la página se carga más rápido.

2. Los icon fonts son grupos de iconos vectorizados combinados para formar una fuente. Se adaptan a cualquier resolución de pantalla y es mucho más fácil personalizarlos que actualizar un sprite.

Otras formas de optimizar imágenes para buscadores

Si tu sitio utiliza galerías de JavaScript, pop-ups con imágenes u otros elementos visuales para mejorar la experiencia de tus visitas, lo mejor es que informes a Google. Para ello, puedes crear un sitemap de imágenes: guiará al buscador para que indexe hasta las que son más difíciles de encontrar.

 

Un sitemap de imágenes es muy parecido a un sitemap normal, pero está pensado (como es evidente) para incluir únicamente imágenes. Puedes añadir leyendas y títulos fácilmente. Una vez lo hayas creado, súbelo a tu cuenta de Search Console.

 

Y como truco final, te recomendamos que crees imágenes que puedan atraer el interés de la gente y provocar que las enlacen. Es la forma más efectiva de mejorar la visibilidad de tus fotos y de la página concreta en la que están incluidas. Para conseguirlo, ahora mismo la estrategia más popular es la creación de infografías.

En resumen

Si aún no has empezado optimizar imágenes para buscadores, ahora ya estás al tanto de las ventajas que implica. Podrás atraer nuevos visitantes gracias a las palabras clave de Google Imágenes y conseguir también que tu web cargue más rápido. Además, aunque es cierto que estos trucos no van a tener un gran efecto en tu posicionamiento por sí solos, si los combinas todos es posible que te lleves una sorpresa.

 

¿Has decidido empezar a optimizar imágenes para buscadores? Si es así, no dejes de contarnos cómo te va. ¿No estás de acuerdo con alguno de nuestros apuntes o utilizas algún método distinto para optimizar tus imágenes? Ojalá lo aportes en un comentario.

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *