1

Cómo crear una llamada a la acción eficaz

Cómo crear una llamada a la acción eficaz

 

En un post anterior te hablamos de las preguntas que se hace un posible cliente cuando visita tu web corporativa o tu tienda online por primera vez. Te pusimos el ejemplo de la web de UNICEF España y destacamos la eficacia de sus llamadas a la acción. Pues lo prometido es deuda y queremos cumplir con lo dicho: en este post vamos a enseñarte a crear una llamada a la acción eficaz.

 

Pongamos que ya has conseguido cierto número de visitas para tu web. Ahora, por supuesto, te interesará obtener sus datos y conseguir más ventas. Existen dos formas de conseguirlo: la primera es continuar atrayendo más y más tráfico; la segunda es conseguir que los que ya has conseguido hagan lo que quieres que hagan.

 

En el post que te mencionábamos más arriba ya te hablamos de cómo crear una buena landing page (o página de aterrizaje), así que ahora vamos a concentrarnos en las llamadas a la acción. Una llamada a la acción (CTA o call to action, en inglés) es el botón o el texto que indica a tus visitas la acción que deben realizar a continuación. ¿Cómo hacerla lo suficientemente atractiva como para que completen ese paso?

Debes transmitir un valor

Para crear una llamada a la acción eficaz, lo que de verdad quieres transmitirle al usuario es el beneficio que obtendrá al hacer clic en ese botón. ¿Va a ahorrarse dinero? ¿Va a obtener algo de forma gratuita? Déjaselo claro en el texto.

 

Como ejemplo, al navegar por otras páginas seguro que te has dado cuenta de que muchas llamadas a la acción incluyen la palabra “gratis” (como “Descárgate mi ebook gratis”). Es una palabra atractiva que enfatiza claramente el beneficio que va a obtener el usuario.

2º – Tiene que ser relevante

El contenido del botón debe tener relación con el texto que lo rodea, es decir, debe haber una progresión lógica que termine en esa llamada a la acción. El usuario debe tener la impresión de que todo tiene un sentido y que la llamada a la acción es un resumen que lo conduce al próximo paso.

 

Si en tu página hay otros botones distintos de tu llamada a la acción principal, asegúrate de que llamen menos la atención (puedes utilizar botones de color gris). Lo importante es que tu llamada a la acción principal sea siempre el botón más grande y más brillante.

3º – Utiliza palabras y verbos descriptivos

Motivación a la acción

 

No utilices expresiones como “Haz clic aquí”. Es mejor que te concentres en la acción concreta que deseas que complete la visita. Puede ser aprovechar una prueba gratuita, comprar ahora o, sencillamente, “Continuar” al siguiente paso. Para conseguir una llamada a la acción eficaz, utiliza un vocabulario que indique lo que quieres exactamente.

 

En algunas situaciones, puedes plantearte añadir una línea de información adicional en una tipografía más pequeñita y directamente debajo de tu botón. Es algo habitual en los botones de prueba gratuita, por ejemplo: “Empieza tu prueba gratis – No hacen falta datos de pago” (este tipo de información tranquilizadora tiene mucho éxito). También puedes añadir datos extra que te ayudarán a conseguir más clics: la opinión de un usuario, beneficios clave, estadísticas (“Las ventas aumentan un 20% al utilizar X”).

4º – No te compliques la vida

Lo que queremos decir es que es mejor no saturar la página con un montón de llamadas a la acción. Siempre que puedas, coloca siempre la llamada a la acción en la primera parte de la página, sin obligar a las visitas a bajar más. Puedes equilibrar la información de la página para que lo menos importante o accesorio esté más abajo, donde sigue estando fácilmente accesible pero no distrae.

 

Si es una página muy larga, puedes utilizar dos llamadas a la acción: una en la parte de arriba y otra al final de todo. Si te decides por esta opción, ten en cuenta que la mayor parte de usuarios espera encontrarse las llamadas a la acción en la parte derecha de la pantalla. Es cierto que en muchas páginas no estará ahí, pero es lo más común, porque coincide con el sentido de la lectura en occidente.

5º – Mételes un poco de prisa

Te interesa incluir algún elemento que transmita cierto sentimiento de urgencia al usuario. Ya están en tu web, quieres que continúen con un proceso y quieres que lo hagan ya mismo. No quieres que se marchen y se lo piensen un rato, comparen con tus rivales y se replanteen todo el tema. Quieres que hagan algo de inmediato, así que puedes utilizar palabras como “ahora”, “hoy” o “ya”, ¿verdad?

6º – Haz distintas pruebas

Prueba como si te fuera la vida en ello: utiliza diferentes palabras, tamaños, posiciones y formas para tus botones de llamada a la acción. ¿Sabías que los colores verde y naranja suelen dar mejores resultados? Pero ten en cuenta el color de fondo que ya utilizas (no te vendrá bien tener un botón verde sobre un fondo también verde). Analiza lo que ocurre cuando cambias alguno de estos elementos y encuentra el que te funciona mejor.

En resumen

Conseguir que las visitas hagan lo que tú quieres puede ser un poco como pastorear gatitos. Tienen la manía de abandonar el carrito de la compra, no apuntarse a tu estupendo newsletter y no leer tus posts hasta el final. ¡Pero aún hay esperanza! Para guiarlos hasta donde deben ir, solamente te hace falta una buena llamada a la acción. Esperamos que estos 6 consejos te hayan ayudado a aprender a crearla. Ahora coge un café y ponte manos a la obra.

 

No te olvides de dejar un comentario si quieres contarnos cómo te va. Si lo prefieres, también nos lo puedes contar en Facebook o en Twitter.

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Comentarios sobre "Cómo crear una llamada a la acción eficaz"

  1. Pingback: Copywriting: 7 errores en las redes sociales | Blog de Host Europe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *