3

Cómo empezar un blog corporativo

Blog de empresa

 

Es indiscutible: el blog corporativo se ha ganado su posición en el podio de la estrategia de marketing online. No importa si tienes una startup, una empresa firmemente establecida o si eres autónomo. El blog es una de las formas más eficaces de atraer la atención de clientes potenciales y de ganar credibilidad para tu marca. De hecho, de acuerdo con las estadísticas de Hubspot, las empresas que tienen blog reciben un 126% más de tráfico mensual que las que no lo tienen.

 

Se puede dar el caso, bastante probable, de que nunca hayas tenido un blog. ¿No sabes por dónde empezar? Podríamos darte algunos consejos, recomendaciones y una lista de recursos útiles, pero de ese modo no llegaríamos a cubrir lo que realmente necesita una empresa para empezar un blog como es debido.

 

Por eso hemos creado una lista paso a paso, muy detallada, sobre cómo empezar un blog profesional. Si sigues los pasos y los consejos que incluimos aquí, no solo conseguirás arrancar tu blog y ponerlo a andar en cuestión de unas pocas horas, sino que también aprenderás:

 

  • Qué es un CMS y cuál utilizar
  • Cómo decidir qué temas van a ser de interés para tu público
  • Cada cuánto debes publicar contenido
  • Cómo y dónde publicitar tu blog para conseguir más lectores
  • Cómo realizar un seguimiento de tu éxito

Ordenador con blog en pantalla

 

Siempre y cuando tengas algo interesante que decir, empezar un blog y compartir tus conocimientos va a ayudarte a avanzar con tu negocio. Con esta guía, lo que buscamos es apartar obstáculos de tu camino. Antes de nada…

 

Por qué los blogs lo siguen petando

Aquí tienes algunos datos sobre el poder del blog corporativo:

1. Es el método más barato que hay para publicitar tu negocio online

De todas las actividades de marketing que pueden atraer gente a tu web, un blog tiene que ser la más asequible. Todo lo que necesitas es configurarlo y empezar a escribir. Por supuesto, tienes que invertir tiempo en investigar, escribir y compartir tus posts, pero si tienes un presupuesto limitado te será mucho más sencillo que pagar anuncios en Google o en Facebook.

 

2. Los blogs consiguen más páginas y más enlaces indexados en los buscadores

Si quieres aparecer en los resultados de búsqueda para ciertas palabras clave o que te conozcan por tus conocimientos sobre el campo en el que trabajas, el blog te puede ayudar a alcanzar ambos objetivos. La publicación de contenido de calidad implica que proporcionas información interesante que merece la pena enlazar y compartir. Los buscadores entenderán que lo que publicas tiene valor y te ayudarán a posicionar más arriba en los resultados. Así también será más fácil que los usuarios encuentren ese contenido. ¡Es un círculo!

 

3. Los blogs corporativos atraen un 55% más de visitas

El primer paso para obtener la confianza de un cliente potencial es atraer su atención con datos útiles e interesantes. Si se hace como es debido, el blog puede atraer a muchísima gente a tu web sin tener que invertir demasiado dinero. Deberás crear un buen contenido que ayude a tus posibles clientes con sus problemas o preocupaciones. Tendrás que escucharlos para averiguar cómo puedes ser de ayuda.

 

4. Leer contenido interesante es el tercer motivo para seguir a una marca en las redes sociales

El potencial de las redes sociales como plataforma de marketing es enorme, ya que lo más probable es que la mayoría de tus posibles clientes tengan al menos un perfil social. ¿Cuál es el mejor modo de conectar con tu público a través de este medio? Llamar su atención y diferenciarte de la competencia gracias a noticias entretenidas e informativas.

Por si quieres algunos consejos para arrancar también con tus perfiles sociales corporativos, aquí tienes algunos artículos:

Redes sociales: pesca clientes para tu tienda

Cómo crear un plan para redes sociales

6 mitos peligrosos sobre las redes sociales

Etiqueta en redes sociales para empresas

 

5. Tus rivales ya lo están haciendo

Sí, y algunos de ellos puede que incluso estén teniendo muy buenos resultados. Asegúrate de que les sigues la pista para saber si tienen blogs, sobre qué escriben, qué tipo de contenido envían por email, etc. Hacer esto puede ayudarte a coger nuevas ideas para mejorar y atraer más clientes todavía.

Aquí tienes un post para saber cómo analizar el email marketing de la competencia.

 

¿Y todo esto a ti de qué te sirve? Pues para darte cuenta de que si no tienes blog, deberías empezar uno cuanto antes para:

  • Dar a conocer tu marca
  • Conseguir enlaces y mejorar la visibilidad de tu web en los buscadores
  • Formar a tu público y ganarte su confianza, que te ayudará a ampliar tu base de clientes.

Si te está dando un tabardillo de pensar en lo que te queda por hacer, cálmate y sigue leyendo. Te explicaros en pasos sencillos cómo empezar tu blog.

 

Una guía completa para un blog profesional

Marca objetivos para tu blog

Jugadores de rugby

 

Cuando hayas decidido los objetivos que quieres alcanzar, tendrás que pensar en cómo lo vas a conseguir. La única forma de hacerlo bien es investigar a tu público para saber qué es lo que les llama y qué tipo de contenido deberías publicar para despertar su interés.

 

Ponte a investigar y averigua:

– Quiénes son: de qué trabajan, en qué sector, el tamaño de su empresa, su nivel educativo y sus aficiones.

– Datos demográficos: nacionalidad, rango de edad, sexo, poder adquisitivo.

– Sus necesidades, intereses, preocupaciones, retos… Así sabrás qué tipo de información les va a parecer útil.

– Qué sitios visitan para informarse y dónde pasan el rato cuando están en Internet: qué redes sociales, qué blogs, qué foros…

– Qué tipo de contenido consumen y en qué formato: infografías, posts, vídeos, webinarios…

– Qué dispositivo utilizan para navegar por internet.

– A qué horas suelen estar online.

 

En función de estos perfiles y de la información específica sobre las necesidades y deseos de cada tipo de consumidor, sabrás qué debes publicar, a qué hora, con qué formato y para qué dispositivo. ¿Cómo vas a obtener toda esta información? Puedes enviar encuestas para preguntarles directamente o simplemente analizar con cuidado los datos de Analytics. Aquí tienes posts específicos sobre cada tema:

9 factores clave para identificar a tu público objetivo

Guía de Analytics para principiantes (I, II y III)

 

También puedes echar un vistazo a los blogs de tu sector y ver cómo lo están haciendo, qué tipo de contenido publican, en qué formato y cada cuánto tiempo. El análisis de la competencia que te sugeríamos más arriba te puede dar una buena idea de lo que va a funcionar bien en tu propio blog.

 

Además, puedes utilizar herramientas como BuzzSumo para saber qué contenido funciona bien en tu sector. Por ejemplo, esto es lo que aparece para el tema “fotógrafo profesional”:

 

Búsqueda de contenido en BuzzSumo

 

Para ver a tus principales rivales o a blogueros y periodistas importantes en tu sector, solo tienes que hacer clic en la pestaña “Influencers”, introducir la palabra clave y hacer clic en “Search”:

 

Búsqueda de Influencers en BuzzSumo

 

BuzzSumo solamente permite 2 o 3 búsquedas diarias, así que si se te quedan cortas y no quieres abonar la versión de pago también puedes utilizar Topsy, socialmention, feedly, Buffer u otras muchas que son gratis.

Configura tu blog

Mesa de mezclas

 

Ahora que ya conoces mejor a tu público y sabes en qué objetivos debes concentrarte, puedes empezar a configurar el blog. Solamente necesitas dar 2 pasos:

 

Paso 1: ¿Hosting propio o de terceros?

Puedes crear un blog en una plataforma gratuita como Blogger o Tumblr. Si no vas demasiado en serio o no se trata de un blog corporativo, cualquiera de las dos puede ser una buena opción. Hay un par de desventajas que sí debes tener en cuenta:

  1. No tendrás tu dominio propio y personalizado: Recibirás un subdominio del estilo de tublog.blogger.com.
  2. No tendrás mucho control sobre el blog. No estará alojado en tu sitio, sino en un sitio de terceros (que no es de tu propiedad). Esto implica que deberás cumplir sus términos y condiciones, y que podrán penalizarte si no lo haces (impidiendo el acceso a los contenidos o directamente borrándolos, por ejemplo). Si eliges esta opción, dependerás siempre de esa plataforma externa.

Obviamente, nosotros te recomendamos que tomes las riendas de tu blog y lo alojes por tu cuenta. Tu blog es 100% tuyo, debe estar asociado a tu dominio y a tu propio sitio web profesional y nadie debe poder quitártelo ni aplicarte condiciones de uso con las que no comulgas. Tampoco deben poder forzarte a mostrar publicidad que moleste a tus lectores.

 

El coste de alojar tu blog corporativo por tu cuenta es el de un nombre de dominio (que se paga anualmente) y algunos euros al mes para el hosting. Puedes consultar los precios de nuestro hosting en la web para hacerte una idea.

 

Paso 2: Elige la aplicación que quieras para el blog

Ya hace mucho tiempo que dejó de ser necesario programar tu web desde cero y de forma manual. Ahora hay muchísimas aplicaciones de gestión de contenidos (CMS, por sus siglas en inglés) entre las que elegir y que te ayudan a sacar adelante un blog en 5 minutos. Están WordPress, b2evolution, Drupal, Joomla…

 

Si eres principiante del todo, te recomendamos WordPress. ¿Por qué? Pues porque es enorme: es la plataforma para blogging más grande y más popular del mundo y tienes todos los plugins, plantillas y temas que puedas necesitar (tanto gratuitos como de pago). Además, es superfácil de usar aunque no tengas muchos conocimientos técnicos.

 

Aunque esté mal decirlo, con nuestro hosting web lo tendrías muy fácil. Las aplicaciones como WordPress están preinstaladas así que solamente tienes que elegir la que más te guste y terminar de configurarla con un par de clics.

¿Qué temas debo cubrir?

Si estás decidido a alcanzar tus objetivos (los que te marcaste al principio), esto es lo más importante: el blog no es para ti. No se trata de demostrar lo bien que escribes o lo listo que eres. Se trata de tus lectores, de lo que necesitan, de las dudas que les preocupan. Se trata de ganarte su confianza y de ayudarles a conseguir lo que quieren.

 

Si quieres que a tu blog le vaya bien, tiene que obsesionarte tu público y lo que desea. Piensa en tus usuarios cuando estés buscando nuevos temas sobre los que escribir. ¿Qué tipo de artículo quieren leer? ¿Cómo puedes ayudarlos a entender mejor tus productos? ¿Qué información les haría la vida más fácil? ¿Qué les parecería entretenido? Si ajustas la estrategia de tu blog en torno a esas preguntas, conseguirás lectores leales que con el tiempo se pueden convertir en clientes.

 

Esto es lo que debes tener en cuenta para elegir temas:

– Utiliza Google Analytics para averiguar lo que interesa a tu público.

Analiza las palabras clave para descubrir los términos y las frases que utilizan tus lectores para buscar empresas como la tuya.

– Descubre hashtags populares y tendencias de las redes sociales mediante herramientas como Hootsuite. Puedes crear una nueva columna de tipo “Búsqueda” y añadir las palabras clave que quieres monitorizar.

– Realiza un análisis de la competencia para ver sobre qué escriben y cómo responde su público a ese contenido.

– Escribe sobre las dudas que te plantean tus clientes (por ejemplo, si tienes servicio de Soporte Técnico, como nosotros).

– Inspírate leyendo blogs populares. Hay un montón de webs que hablan de blogging, pero estas son algunas que nos chiflan (enlazamos a posts que te pueden ser muy útiles en este punto, ¡pero hay más!): el blog de Vilma Núñez, Marketing de Guerrilla, el blog de Tristán Elósegui, el blog de Juan Merodio, MJ Cachon

Crea un calendario de contenido

Ordenador y calendario

 

Recuerda que tener un blog no significa publicar un post al mes sobre tu propia empresa y sus logros. Tendrás que tener un programa de publicación regular que cubra temas que interesen a tus potenciales clientes, ofreciéndoles información nueva y manteniéndolos en contacto con tu marca.

 

Si proporcionas contenido relevante y fresco de forma periódica, tus lectores tendrán un motivo para volver a visitarte, para confiar en tu negocio y para querer saber más de ti. Un gran contenido es una buena base para una futura decisión de compra.

 

El calendario de contenido que debes crear te ayudará a ser coherente y relevante, además de a permanecer centrado. Lo que deberías incluir en el calendario:

– La fecha de publicación del contenido

– El autor que estará a cargo de escribir el post (si es que hay más de un autor)

– El tema o el título del post

– El formato: escrito, audio, vídeo, infografía…

– El tipo de cliente al que estás intentando llegar

– Fechas como eventos, días festivos u otros factores que puedan afectarte.

 

En función de tus objetivos y del volumen de contenido que puedas crear, también querrás llevar la cuenta de:

– Los canales que vas a utilizar para compartir el contenido publicado: Facebook, Twitter, YouTube, otros blogs (si el contenido es como invitado en el blog de otra persona), etc.

– Temas por categorías: así sabrás sobre qué temas ya has publicado muchísimo y cuáles no has cubierto aún.

– Llamadas a la acción: asegúrate de que cada post esté ajustado a tu campaña de marketing.

 

Para crear y gestionar tu calendario de contenido puedes utilizar una simple hoja de cálculo de Google Drive o, si sois varias personas, una herramienta colaborativa como Trello.

¿Cada cuánto debería publicar?

No hay respuesta correcta ni incorrecta. Deberías hacerlo a menudo, de forma que los lectores y los buscadores se acostumbren a volver, pero no demasiado para no publicar contenido irrelevante y que tus lectores se aburran de ti.

 

En realidad, todo depende de tu público y de sus expectativas, del sector en el que trabajes y de lo que pretendas conseguir. Empieza creando un calendario de contenido y fíjate en lo que funciona y en lo que no para tu público en concreto. No existe un número mágico de posts por mes que consiga que tu blog tenga éxito: tendrás que consultar tus datos de Google Analytics para ver cómo reacciona la gente y actuar en consecuencia. ¡Las reglas las pones tú!

¿A quién debo dejar escribir en mi blog?

Blog de negocios

En primer lugar, debes escribir tú mismo. Conoces a tu público y a tu empresa mejor que nadie, así que reserva un poco de tiempo a la semana para poder escribir contenido estupendo. Si tienes un equipo que trabaja contigo, pídeles que participen y que compartan sus conocimientos. De esta forma, puedes alternar autores para tener siempre algo interesante que decir.

 

También puedes dejar que escriban personas ajenas a la empresa. Si son expertos en tu campo y se ofrecen, deja que lo hagan. Es una forma estupenda de refrescar el contenido, sobre todo si tú estás muy ocupado o si estás pasando por una mala racha en cuanto a ideas. Unos cuantos consejos para ayudarte a decidir si un autor es adecuado:

 

– Asegúrate de que tenga un buen historial de contenido: sus posts deberán haber sido siempre interesantes y relevantes (no importa si nunca han escrito un post como invitados, ¡consulta su blog personal!).

– Nunca, nunca, nunca aceptes contenido que ya haya sido publicado en otro sitio. Puedes utilizar herramientas como Copyscape para comprobar que cada post es único en su especie.

– Ojo con los enlaces que utilizan: asegúrate de que siempre sean relevantes para tus lectores.

– Ponte tiquismiquis: no aceptes ni una sola errata. El post no tiene que ser simplemente bueno, ¡tiene que estar fantástico!

– Pídele al autor que responda a los comentarios que genere su post. Te ayudará a seguir construyendo tu comunidad de lectores.

Promociona tu blog

Micrófono

 

Malas noticias: el contenido no se va a propagar solo. Para que la gente lo encuentre y lo lea, tienes que promocionarlo. Hay muchas formas de llegar a tu público, desde compartir tus posts en redes sociales hasta hacerlo a través de un newsletter, una infografía o un webinario.

 

Por si nunca has creado una antes, tenemos un post con herramientas gratuitas para crear infografías. ¡Es muy sencillo!

Monitoriza los resultados

El trabajo no termina aquí. Tras publicar y promocionar tu contenido, tendrás que realizar un seguimiento de sus resultados y ver lo que funciona y lo que ni a tiros. Lo más sencillo es utilizar Google Analytics. Tenemos una guía de Analytics para principiantes (en 3 posts) que te explica exactamente cómo encontrar la información más importante sobre el comportamiento de tus visitas y cómo saber qué contenido les ha gustado más.

 

Estas son algunas de las consultas que puedes realizar en tu cuenta de Google Analytics:

– En el apartado Contenido del sitio >> Páginas puedes ver el valor de un post y si ha tenido buena acogida entre tus lectores. ¿Cuánta gente ha entrado a leerlo?

– El promedio de tiempo en la página te indica hasta qué punto estaba la gente interesada en el post. ¿Se lo han leído entero? ¿Han entrado y salido muy rápido, sin tiempo para leer?

– Los visitantes nuevos frente a los visitantes recurrentes: te indica el porcentaje de lectores fieles que vuelve a por más contenido.

Tasa de rebote: sabrás si el contenido era realmente relevante para tus lectores. Si la tasa es muy alta, significa que no les diste lo que estaban buscando.

Fuentes de tráfico: ¿cómo llega la gente a tu blog? Desde las redes sociales (en ese caso, ¿desde cuáles?), desde foros, desde los buscadores… Averigua todo lo que puedas sobre lo que hacen tus lectores cuando están online y encuentra nuevos canales en los que promocionar tu blog e interactuar con ellos.

 

Además puedes apoyarte también en nuestras herramientas SEO gratis, que te ayudarán a conocer la situación general de tu sitio web, así como tus aciertos y errores.

¡Carguen, apunten, blog!

Tu blog corporativo será una herramienta fantástica desde la que crear artículos útiles con los que atraer clientes para tu empresa. Lo mejor de todo es que te servirá para conocerlos mejor y explicarles los valores de tu negocio, para ganarte su confianza y para convertirlos en clientes fieles.

 

Con tantos canales disponibles y tantos temas sobre los que escribir, tener un blog propio que controles tú mismo es muy importante para tu empresa. Si estás listo para ponerte manos a la obra, esperamos que los pasos que hemos descrito aquí te sean útiles. Si tienes alguna pregunta, puedes hacerla en un comentario. ¡Buena suerte!

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Comentarios sobre "Cómo empezar un blog corporativo"

  1. Roberto Capote

    Es muy interesante todo lo escrito. Deseo hacer una pagina web para montar un negocio pero despues de leer el presente articulo tengo que auto prepararme un poco mas pues todavia no domino todas las cuestiones explicadas. Tengo dominio del neocio pero no del funcionamiento de las web y los blog. Si ustedes me pudieran enviar otro articulo parecido al presente se lo agradeceria
    Saludos
    Roberto

    Responder
    1. Andrea BarreiroAndrea Barreiro Autor

      ¡Hola, Roberto! Gracias por tu comentario.
      Sobre la página web de tu negocio, todo dependerá de para qué la vas a utilizar. En términos muy generales, una página web corporativa puede ser:
      1. Una presentación de tu empresa a posibles clientes para indicarles la ubicación de tu tienda física o el modo en que pueden contactar contigo.
      2. Una tienda de venta online, también llamada ecommerce.
      En cualquiera de estos dos tipos puedes incluir un blog corporativo, que es lo que tratamos en este artículo y que te vendrá muy bien para entablecer una relación con tus posibles clientes y demostrar lo mucho que sabes sobre tu sector.
      Te animo a que leas otras entradas de este blog, porque solemos publicar posts para explicar cómo empezar todo tipo de webs. Si tienes alguna pregunta más específica, por supuesto, aquí estamos. ¡Mucha suerte!

      Responder
  2. Pingback: 17 herramientas de marketing imprescindibles para tu negocio | Blog de Host Europe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *