0

Cómo hacer una redirección en una tienda online de WordPress

redireccionamiento_wordpressSi has tenido que hacer mudanzas alguna vez, probablemente habrás tenido que cambiar la dirección del domicilio para que las cartas lleguen a tu actual destino. Aportas tu nueva dirección a todos los sitios importantes y se reenvían automáticamente todas tus cartas, facturas, etc., a la nueva ubicación. Cuando deseas mover algo en tu tienda online, no parece tan simple como lo anterior. No hay oficina de correos para notificar, ni ningún formulario para incluir la nueva dirección y enviar tráfico a nuestra nueva ubicación. Es mucho más complicado, ¿verdad?


Pues no hay por qué preocuparse si se siguen los pasos correctos. Si quieres aprender cómo redirigir el tráfico de un sitio a otro, este post es para ti. Vamos a mostrar cómo hacer una redirección en una tienda online de WordPress y dirigir el tráfico de una página a otra. Se necesita un poco de tiempo y esfuerzo, pero es más sencillo que realizar la mudanza de una vivienda 😉

 

A continuación, vamos a explicarte cómo trabajan las redirecciones en una tienda online, cuándo se deben de usar y cómo puedes hacerla en tu sitio.

Tipos de redireccionamientos

Una redirección URL hace exactamente lo que dice: cuando se introduce una URL en el navegador o entramos en un enlace, se dirige desde su posición inicial a un destino diferente.

 

La forma en cómo se redirige la URL es un poco más compleja. Es posible que ya conozcas los errores “404 Not Found”, ¿verdad? Pues existen códigos similares al igual que el 404, que le dicen a tu navegador cuál es el estado de una redirección URL. Por ejemplo, si se ha ido para siempre o solo está temporalmente desaparecida y qué debemos hacer a continuación.

 

Los códigos de redirección que actualmente se utilizan o se recomiendan son:

  • 301: redirección permanente (la primera URL no volverá).
  • 303: hay otra dirección (que estás siendo trasladado a una nueva dirección URL, sólo tienes que esperar un momento).
  • 307: redirección temporal (la página que deseas visitar se ha trasladado temporalmente a esta ubicación).

Hay algunas otras opciones de reenvío que incluyen la 302 (redirección temporal) y 308 (redirección permanente), pero este último ha sido eliminado y el primero aún no se ha adaptado.

 

En el 99% de las veces tu tienda va a necesitar una redirección de URL 301 o permanente. Por ese motivo nos vamos a centrar en cuándo se puede necesitar este tipo de redirección y cómo configurarla.

 

Cuándo una tienda online puede necesitar una redirección

Digamos que tienes un producto popular. Con el tiempo, tu página va acumulando una gran cantidad de enlaces de otros sitios. Pero al cabo de unos años es necesario sustituir este producto con una nueva versión.

 

No quieres perder esos enlaces que tanto trabajo cuestan conseguir y los clientes potenciales que vienen de estos links. Pero sí es necesario crear una nueva página para la nueva versión de este producto, por lo que usar la misma URL no es posible de ninguna de las maneras. Ésta es exactamente el tipo de situación para la cual fue creada la redirección 301.

 

Con un redireccionamiento de URL 301 o permanente, se puede enviar todo el tráfico de tu página de producto antigua a una nueva, de forma automática. Cualquier cliente potencial que entre en el enlace, va a ser dirigido de forma instantánea a la nueva página, sin ver ningún error 404 o esperando más de un segundo o dos.

También es posible que tengas que hacer una redirección en otros tipos de situaciones incluyendo:

  • Cuando un producto ha sido retirado y quieres dirigir el tráfico a un artículo similar en su lugar.
  • Si has eliminado una página de destino especial (para una venta, competencia, etc.), y sólo quieres que el tráfico sea dirigido a tu página de inicio.
  • Has metido los contenidos de múltiples páginas de productos en uno (por ejemplo, con variaciones) y se quedan con múltiples URLs desfasadas.
  • Se ha modificado la estructura de la URL de tu tienda en su totalidad.

Resumiendo, se puede decir que, si has decidido quitar una URL que nunca va a volver, es el momento para una redirección. El tráfico tiene que ir a alguna parte para evitar perder oportunidades de ventas.

 

¿Cuándo necesitas una redirección y cuándo se puede hacer?

En este punto, puedes que te preguntes ¿qué necesidad tengo de reorientar las URL? ¿Qué pasa si cometo algún error tipográfico y lo arreglo de inmediato?

 

Las redirecciones sólo son cruciales si la URL inicial ha sido ampliamente visitada, guardada, enlazada, o hace referencia a materiales externos (por ejemplo, en el marketing u otras promociones). Mientras que, un 404 no es una buena experiencia para las visitas de tu tienda, uno o dos posibles enlaces muertos, a veces, es mejor que pasar varios minutos de tu tiempo en la creación de un redireccionamiento que nadie va a utilizar.

 

De esta forma si cometes un error tipográfico en una URL de la página del producto e inmediatamente lo arreglas, no tienes de qué preocuparte. Pero, si haces un error tipográfico y lo quieres arreglar un par de semanas más tarde, probablemente deberías crear un 301.

 

Una nota final: algunas plataformas, incluyendo WordPress, intentarán redirigir cualquier URL cambiada de forma automática. Esto, probablemente, no se aplicará a cualquier cambio importante (por ejemplo, el cambio de la estructura de los enlaces permanentes en WordPress después de la publicación de unas cuantas páginas), pero es digno de ver la próxima vez que realices una alteración menor de la URL.

 

Cómo implementar una redirección para tu sitio web de comercio electrónico

Ahora que ya sabes qué son las redirecciones y cuándo las podemos necesitar, podemos decir que estás listo para el siguiente paso: aprender a implementar una.

 

Existen múltiples maneras de implementar una redirección para un sitio web de comercio electrónico, y que varían tanto por la plataforma y el entorno de alojamiento. Vamos a mostrar algunos de los más comunes en este post empezando en la configuración de una redirección en WordPress con una tienda online de WooCommerce.

 

Como mencionamos anteriormente, WordPress intentará manejar las redirecciones básicas de URL por ti. Por ejemplo, si cambias el título de una página de producto en WooCommerce, y con éste el enlace permanente. Sin embargo, el problema son las principales redirecciones en las que WordPress no actúa. Tendrán que ser cambiadas manualmente, como por ejemplo, un cambio de categoría o alteración en la estructura de enlaces permanentes.

 

Si no estás en contra de añadir otra extensión a tu tienda de WooCommerce, puedes configurar redirecciones 301 en cuestión de segundos mediante la instalación de Redirection, uno de los plugins más populares (y gratis) para crear redirecciones URL en WordPress.

redireccion_1

 

Solo tienes que introducir la antigua URL de origen, luego la URL de destino y pulsar en “Añadir Redirection”. ¡Y listo!

 

Redirection también realiza un seguimiento de los errores 404 de tu tienda, alertando de las redirecciones potenciales que podrían necesitar ser creadas. También lleva incorporado un sistema de estadísticas, para ver cuántas veces se han utilizado los redireccionamientos.

 

Redirecciones para las plataformas auto gestionadas utilizando el archivo .htaccess

Digamos que no quieres añadir otro plugin, o que no trabajas con WooCommerce. No hay problema por eso. Si tu tienda es gestionada por ti mismo y tienes acceso a tu servidor, puedes configurar redirecciones de URL editando el archivo .htaccess. Este es un archivo simple que aplica los valores de configuración globales para tu servidor y donde también puede configurar las redirecciones URL.

 

Puedes comprobar si existe este archivo mediante el acceso al directorio public_html de tu servidor a través de FTP o desde el administrador de archivos. Si no encuentras un archivo .htaccess, puedes crear uno con un editor de texto de tu elección. Crea un archivo llamado .htaccess (sin extensión) y súbelo a public_html.

 

Dicho esto, siempre debes asegurarte en primer lugar de que aún no dispones de un archivo .htaccess. Si utilizas WordPress debes de tener uno ya. Al abrir el administrador de archivos, busca las siguientes opciones que te permiten mostrar archivos ocultos o mostrar archivos que comienzan con un punto:

redireccion_2

 

Una vez que hemos encontrado o creado el archivo .htaccess, estarás listo para incluir tu primer redireccionamiento 301. El camino más sencillo para editarlo es a través del administrador de archivos de tu servidor (usando la opción editar código, si está disponible), o siempre se puede abrir con el editor de texto local de tu elección.

 

Advertencia: Siempre realiza una copia de seguridad del archivo .htaccess antes de realizar cualquier trabajo de edición, sobre todo si no estás familiarizado con este archivo.

 

Al añadir una nueva redirección,  ten en cuenta que tiene que tener el formato siguiente:

# Lugar para incluir tus comentarios

Redirect 301 /antiguaurl.html http://www.sitioweb.com/nuevaurl.html

 

Cada nueva redirección debe incluir una nueva línea. Se pueden añadir comentarios, y deben ser marcados por un signo (#).

redireccion_3

Guarda el archivo, súbelo si es necesario, y pon a prueba la redirección en tu navegador. Si se realiza el redireccionamiento, estupendo. Si algo parece fuera de lugar, échale un ojo al ejemplo anterior y mira dónde puedes haber cometido el error.

 

Ten en cuenta que, si estás haciendo este proceso para un sitio de WordPress o tienda WooCommerce, los redireccionamientos deben colocarse encima del código de WordPress, como se muestra arriba en la imagen.

Otras opciones

Algunos propietarios de tiendas no tienen acceso al archivo .htaccess, incluyendo:

  • Los que utilizan herramientas online de creación de sitios web.
  • Cualquier persona que no disponga de un entorno de alojamiento Linux, es decir, utilizando un servidor de Windows.
  • Los clientes de ciertos alojamientos web que han bloqueado la posibilidad de acceder, modificar o crear este archivo.

Si estás en una de estas situaciones, no estás de suerte. Sin embargo, es probable que tengas que consultar a tu plataforma y/o proveedor de alojamiento para averiguar la mejor manera de implementar los redireccionamientos 301.

 

En muchos casos, las plataformas alojadas tienen una opción para redirecciones de URL en su panel de configuración, aunque puede ser un poco difícil de encontrar. Si eres usuario de Windows, en el área de soporte de Microsoft te lo explican detalladamente , incluyendo una guía a través de la creación de redirecciones con IIS.

 

El peligro de no implementar las redirecciones adecuadas

Si eliminas productos con frecuencia, estas redirecciones pueden llevar mucho trabajo. Así que puedes estar pensando, ¿no puedo simplemente dejar esos enlaces 404? ¿Por qué no dejar a mis visitas que vayan solos a mi página principal?

 

Hay dos problemas bastante gordos si no creamos redirecciones de las URL eliminadas:

  • Se crea una mala experiencia de usuario para tus visitas, que con el tiempo pueden decidir no volver.
  • Absolutamente terrible para la optimización de los motores de búsqueda (SEO) de tu tienda.

Piensa en esto: si realizas una búsqueda de un producto, entras en un enlace de Google y obtienes un error 404 ¿no te resulta una molestia? Es posible que permanezcas en el sitio buscando el enlace correcto o puede que salgas de inmediato a buscar otro sitio mejor cuidado.

 

Esto no sólo significa una pérdida en las ventas. También significa una pérdida en el ranking de Google, debido a los enlaces muertos que se encuentran en el buscador, que afecta el comportamiento de los usuarios cuando salen y buscan otro sitio. Los buscadores persiguen una experiencia óptima para el usuario en todos los sentidos. A fin de cuentas, ellos viven de estos últimos.

 

Si tienes una gran cantidad de enlaces antiguos que no redirigen a otros nuevos, y los visitantes procedentes del buscador están constantemente molestos y abandonan el sitio, tu clasificación en los motores de búsqueda se va a resentir.

 

Aunque Google dice que los errores 404 no tendrán un impacto en tu posicionamiento en los motores de búsqueda, sin duda, un exceso de estos puede tener un efecto de bola de nieve con el tiempo. Así que, es mejor dedicar el tiempo necesario para establecer las redirecciones donde sean necesarias tan pronto como sea posible, en lugar de hacer frente a las consecuencias de una caída en la clasificación.

 

Lleva a tus clientes al sitio correcto con redirecciones de URL

Ahora serás capaz de conseguir que tus visitas se muevan en la dirección correcta cuando entran en la web, sin importar la antigüedad que tienen tus URL o los cambios que se han realizado.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre la aplicación de redirecciones en tu tienda? Cualquier recomendación que desees añadir puedes hacerla desde la sección de comentarios.

pedro_mendez

pedro_mendez

Desarrollador de sitios web y tiendas online optimizadas para WordPress en reinspirit.com .

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *