2

Diferencia entre usabilidad y experiencia de usuario

ux_1

Seguramente has oído hablar en muchas ocasiones de usabilidad y experiencia de usuario (UX), especialmente, en todo lo relacionado a páginas web o programas informáticos. Pero, ¿conoces realmente en qué se diferencian estos dos términos? Si todavía no te aclaras qué es cada cosa, ¡no te preocupes!. En este post te explicaremos qué son y si existe alguna diferencia entre usabilidad y experiencia de usuario.


 

Además, como sabemos que muchas veces estos términos inducen a confusión, te mostraremos algunos ejemplos para veas claramente en qué consiste cada término y algunos factores clave para que puedas comprobar si lo estas haciendo bien con tu sitio web.

 

Diferencia entre usabilidad y experiencia de usuario

La definición oficial de usabilidad que nos proporciona la norma internacional ISO 25010 hace referencia a la capacidad del producto software para ser entendido, aprendido, usado y resultar atractivo para el usuario, cuando se usa bajo determinadas condiciones.

 

Por otro lado, la norma ISO 9241-210 define la experiencia de usuario (UX) como el resultado de las percepciones y respuestas de una persona por el uso y uso anticipado de un producto, sistema o servicio.

 

En definitiva, la usabilidad de una página web se mide en función de lo fácil que sea ésta de utilizar, mientras que, el concepto de experiencia de usuario va un paso más allá, haciendo referencia a cómo de bien se ha sentido tu usuario antes, durante y después de haber utilizado por tu sitio web. Por tanto, si tus visitas pueden navegar fácilmente por tu página web, podemos decir que tu sitio es funcional ya que cumple su principal objetivo pero, si además de esto, la experiencia de tus visitas en tu página web es agradable y el usuario se siente satisfecho con lo que ve, entonces podemos decir que la experiencia es positiva.

 

¿Todavía no ves la clara la diferencia entre estos conceptos? Pues entonces vamos a ponerte un ejemplo muy visual, así seguro que nos explicaremos mucho mejor. Piensa en un objeto: un libro infantil. Aunque el libro no tenga imágenes ni colores cumple su cometido, que es contar una historia pero, si este tiene imágenes, colores o animaciones permite imaginar y recrear una historia proporciando una muy buena experiencia de usuario. Y tú, ¿con cuál te quedarías?

ux_2

 

Extendamos este ejemplo al mundo de las páginas web. Si estamos intentando conocer la carta de un restaurante o los precios de su menú, probablemente nuestra experiencia de usuario en una página como la que te enseñamos a continuación sea positiva.

ux_4

 

Decimos que nuestra experiencia de usuario puede ser buena porque accedes fácilmente a su carta, precios o ingredientes y presenta un diseño bastante atractivo. Si, por ejemplo, estuviésemos frente a una página web en la que tuviésemos que descargar el menú en PDF, o los precios no estuvieran visibles, seguramente la experiencia de usuario sería bien diferente pese a cumplir los dos sitios el mismo objetivo principal, que sería informar de su carta.

 

Entonces, ¿cómo se relacionan estos dos conceptos?

Por norma general, la usabilidad es un aspecto primordial para que una página web ofrezca una buena experiencia de usuario a sus visitantes. Si tuviste una experiencia de usuario positiva en un ecommerce, por su diseño, opciones de pago o servicio de entrega seguramente ha sido también porque pudiste realizar tu compra (objetivo principal) sin muchas complicaciones.

 

Pero, ¿puede haber experiencia de usuario positiva y no usabilidad? Difícilmente. Para que puedas tener una buena UX, es necesario poder hacer lo que tenías en mente. Si no eres capaz de lograrlo, tu experiencia como usuario se verá bastante perjudicada.

 

Factores clave para una buena usabilidad

  • Tiempos de carga: Si las imágenes de tu sitio o el contenido tardan mucho en cargar es mucho más probable que el usuario se frustre y decida abandonar tu sitio. Por ejemplo, existen servicios como las redes de distribución (CDN) que permiten aumentar la velocidad hasta un 50%.
  • Diseño. Un diseño limpio y claro hace que el usuario perciba y digiera más fácilmente la información de tu web. Organiza la información y selecciona los colores e iconos acertados para conducir a tu usuario a que encuentre precisamente lo que estaba buscando. ¡Facilíta al máximo la navegación!
  • Accesibilidad. Este factor está ganando muchísima importancia, pues una web debe permitir navegar fácilmente teniendo en cuenta todas las dificultades de cualquier usuario.
  • Coherencia. Adaptar los campos de texto a las posibles respuestas, resaltar campos obligatorios, evita solicitar información irrelevante, mostrar mensajes de confirmación… Son algunos ejemplos de detalles que, en ocasiones, se nos pasan por alto y que son importantísimos para el usuario.
  • Claridad. Piensa como si fueses un usuario que entra por primera vez en tu web, evita conceptos complejos y las categorías demasiado genéricas, aunque tampoco te pierdas en los detalles :)

Factores clave para una buena experiencia de usuario

  • Usabilidad. Como ya venimos indicando, la eficiencia de tu sitio web es fundamental para tus visitas logren el objetivo que pretendían con tu sitio web.
  • Utilidad. Parece obvio, pero es así. Todo lo que ofrezcas en tu sitio ha de tener alguna utilidad para el usuario, en caso contrario, elimínalo.
  • Confianza. Establece explicaciones para que el usuario tenga toda la información necesaria en cada paso de tu web. Si el usuario no cree en lo que muestras difícilmente tendrá una experiencia positiva.
  • Deseo. A través del diseño, la estética, las imágenes podrás hacer mucho más deseable un producto. Un buen ejemplo de esto son las webs de restaurantes que te indicamos un poquito más arriba. Pese a cumplir el mismo cometido, una web con un diseño atractivo influye directamente en tu experiencia de usuario.
  • Facilidad en la búsqueda. Para que el consumidor quede satisfecho y tenga una experiencia positiva, lo que el usuario desee encontrar en una página web lo ha de hacer en poco tiempo. Como en el ejemplo anterior, si el usuario desea consultar la carta, probablemente la experiencia en una página en la que tengas que descargar su menú en PDF no hay experiencia positiva.
  • Seguridad. Quizá un aspecto fundamental para muchos usuarios. Sobre todo, cuando se intercambian datos personales o información confidencial tener un certificado de seguridad SSL se convierte en algo imprescindible.
  • Crea valor. La información de tu web o los productos que quieres vender en ella han de tener un valor, y no solo monetario. Aumentando el valor de tu producto no solo conseguirás desvincular la decisión de compra al precio o diferenciarte de la competencia, sino también mejorar la UX.

En resumen…

Ahora que sabemos que la usabilidad y la experiencia de usuario no son lo mismo, es tu turno. Comprueba que tu sitio cumple con los requisitos básicos para que tu web sea fácilmente navegable y la experiencia de tus usuarios positiva,  algo básico para que tus clientes repitan en tu página web.

 

¿Qué te ha parecido este post? Si quieres dejarnos tu opinión puedes escribirla aquí abajo, en la sección de comentarios. ¡Estamos encantados de escucharte!

María Acibeiro

María Acibeiro

María trabaja en Host Europe desde 2015. Tras su paso por el equipo de Customer Care decidió dar el salto a marketing y ahora supervisa y gestiona redes sociales, afiliados, PPC y se encarga de que nuestros usuarios se sientan como en casa.

More Posts

Comentarios sobre "Diferencia entre usabilidad y experiencia de usuario"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *