0

Qué es un error 404 y cómo solucionarlo

Qué es un error 404

 

De entre todos los errores que traen de cabeza a visitas y webmasters, el código de respuesta HTTP 404 Página no encontrada es seguramente el más conocido. En este post, te explico en qué consiste, qué lo provoca, cómo solucionarlo y cómo convertirlo en un punto a tu favor. Al fin y al cabo, un error 404 no tiene por qué significar que tus visitas hagan clic en Ir a la página anterior y salgan pitando de tu web. ¡Toma nota!

Qué es un error 404

El error 404 es un código de estado HTTP que significa que la página a la que estás intentando acceder no se puede encontrar. Se trata de un error muy habitual; de hecho, seguramente sea el error más común que puede devolver una web. Es especialmente normal, por ejemplo, en el caso de las tiendas online: un producto queda descatalogado y su URL, huérfana.

Causas y soluciones a los errores 404

Lo anterior es habitual, pero el error 404 puede tener más de una causa. A continuación, te las explico y te doy la solución a cada una de ellas:

 

1. Es una página de tu web que has eliminado: Es posible que hayas borrado una página de tu sitio una vez los buscadores ya la han analizado e indexado. Lo cierto es que pueden tardar un tiempo en darse cuenta de que la página ya no existe y, durante ese periodo (que puede ser de hasta un mes), esta continuará apareciendo en sus resultados de búsqueda. Además, también es posible que algunos de tus visitantes se hayan guardado la URL de esa página que has eliminado (en Favoritos, por ejemplo) para volver a acceder a ella en el futuro.

Solución: Si el contenido que has eliminado va a ser sustituido por otro, tendrás que crear una redirección desde la URL antigua a la nueva.  En cambio, si el contenido ha sido eliminado de forma permanente y no tienes contenido nuevo o relacionado con qué sustituirlo, está bien que muestres el error 404, ¡no tiene nada de malo!

Algunos te recomendarán que redirijas a las visitas a otra página de tu sitio, como a la Home. Google llama a esto “un error 404 leve” y explica que puede confundir al usuario, ya que aterrizará en una página distinta a la que pensaba y que ni siquiera está relacionada con lo que estaba buscando.

Por lo tanto, lo mejor es que muestres un error 404 con toda normalidad. Ten en cuenta que si personalizas la página de error, no tienes por qué perder tráfico alguno. Más abajo te daré unos consejos para hacerlo bien.

 

2. Es un enlace externo a una página eliminada: Es posible que el error no esté teniendo lugar dentro de tu sitio, sino que ocurra al pulsar en un enlace que has añadido a una página externa. Simplemente, la página ya no está disponible y esa URL ya no tiene nada que mostrar, así que el visitante se encuentra con el código de error 404.

Solución: Obviamente, si un enlace externo ya no incluye el contenido que te llevó a vincularlo, ha perdido su valor. Te recomiendo que busques un enlace alternativo o que, simplemente, elimines ese vínculo.

 

3. Has cambiado el nombre de una página: Y te has olvidado de redireccionar la URL antigua a la nueva.

Solución: Crea la redirección 301 desde tu archivo .htaccess. De este modo, indicas tanto a usuarios como a motores de búsqueda que el contenido de una página ha sido trasladado de forma permanente a una nueva dirección. Los buscadores procederán a eliminar de sus índices la página antigua para que no vuelva a aparecer en los resultados, pasarán a indexar la página nueva y transferirán el valor de la antigua a la nueva (es decir, le trasladarán la popularidad que ya habías conseguido para que no pierdas posicionamiento SEO).

 

4. El enlace está mal escrito: No sucede tan a menudo como el resto de causas, pero puede darse el caso.

Solución: Si se trata de un enlace interno, de una página a otra dentro de tu propio sitio, te será muy sencillo corregirlo.

Si se trata de un enlace hacia tu web creado por alguien que intentaba enlazar tu sitio, también puedes añadir la URL mal escrita a tu configuración y crear una redirección 301 en tu fichero .htaccess. Así llevarás a las visitas a la URL correcta y capturarás ese tráfico, todo para ti. ¡Magia!

Cómo saber si hay errores 404 en mi sitio web

Lo mejor es realizar una comprobación periódica una vez al mes, por ejemplo. Si tienes un ecommerce y actualizas el catálogo continuamente, quizá te convenga hacerla más a menudo: en función de la cantidad de errores que te vayas encontrando, podrás decidir cada cuánto tienes que solucionarlos. Por cierto, antes de eliminar un enlace visita esa URL para comprobar que realmente esté dando error, porque puede ocurrir que ya no sea el caso: espera un poco por si se trata de un problema temporal.

 

Existen muchísimas herramientas que rastrean tu web para ayudarte a detectar errores 404. Prueba alguna de estas 3 y coméntanos qué tal te ha funcionado:

 

1.Search Console de Google

Si aún no has empezado a sacarle partido a Search Console, no sé a qué esperas. Cuando tengas la herramienta correctamente configurada, pincha en Rastreo y después en Errores de rastreo. Ahí podrás ver si hay alguna página que Google no haya podido rastrear correctamente o que le haya devuelto un código de respuesta de error en los últimos 90 días.

 

2. Ahrefs

Además de para monitorizar tu estrategia de enlaces, Ahrefs es una herramienta muy útil para el SEO on page. En la sección de informes podrás ver un resumen completo para cada URL de tu web, donde constará cualquier posible 404 (entre un montón de cosas). Puedes ver los Broken Backlinks (las webs que te enlazan con una URL que no funciona) en la sección de Inbound Links y los Broken Links (las páginas a las que enlazas tú que devuelven un 404) en la sección de Outgoing Links.

 

3. SEO Spider de Screaming Frog

Se trata de un programilla que, en su versión gratuita, te permite analizar hasta 500 páginas de tu sitio web de una sola vez. Solo tienes que instalarlo, introducir tu web y en el apartado Response Codes podrás ver los 404 si filtras por Client Error (4xx).

¿Los errores 404 afectan a mi posicionamiento web o SEO?

Según Google, la verdad es que no, así que no hace falta preocuparse ni bloquear estas páginas mediante robots.txt. Google ni rastrea ni indexa el contenido de las páginas de error 404 siempre y cuando emitan el código de estado 404. O sea, que no vale con devolver un código de estado distinto a 404 (o 410) para una página que no existe, por mucho que muestres un mensaje diciendo que se ha dado un error 404. Tienes que devolver el código de estado que corresponde o Google no sabrá que no debe indexar esa página, así que si no estás seguro es mejor que compruebes en Explorar como Google si la URL está devolviendo el código correcto.

Otra cosa, Google admite que “nunca podrás controlar todos los enlaces a tu sitio ni resolver todos los errores 404 que se indican en Search Console”, así que lo mejor es que te centres en solucionar los que son importantes y te olvides del resto. No hace falta volverse loco ni intentar poner solución a absolutamente todos los casos.

Por último, aunque los errores 404 no van a tener un efecto directo sobre tu SEO, si en tu web hay un montón de enlaces que no funcionan tus visitas se acabarán cansando. La experiencia de usuario es vital para el éxito de tu web, así que ponte manos a la obra. Para aquellos casos que no puedas o quieras solucionar (por tratarse de errores 404 legítimos), sigue leyendo para saber cómo personalizar la página de error y no perder ni un poquito de tráfico.

Cómo personalizar mi página de error 404

¿Cuál es la clave de una buena página de error 404? Pues que la tengas montada de tal manera que la gente no abandone tu web cuando se encuentre con una, es decir, que consiga que las visitas se queden en tu sitio. En mi opinión, una página de 404 bien optimizada contiene una combinación de algunos de los siguientes elementos:

 

Un aviso de error 404 personalizado: Es decir, incluye un texto que indique a tus usuarios que han llegado a una página que ya no existe o que no ha existido nunca. No te compliques y, si te ves con ganas y el tono de tu web lo permite, utiliza un poco de humor.

 

Un enlace a la página principal de tu sitio: En realidad, lo mejor es incluir el menú de navegación de tu web, para que tus visitas puedan elegir una categoría concreta si quieren. En ningún caso debe parecer que esta página de error 404 no forma parte de tu sitio y, además, al incluir el menú completo les das acceso directo a donde sea que quieran ir.

 

-Algunos de los enlaces más visitados de tu web: Puedes incluir los productos más vendidos, los posts más visitados o las promociones más recientes. No es obligatorio, pero es una idea que puede ayudarte a mantener a estos usuarios interesados en tu web.

En nuestro caso, hemos decidido no añadir productos sino nuestros datos de contacto y otra información de mayor utilidad para muchos de nuestros usuarios. Son pequeños cambios que tú también puedes tener en cuenta:

Página de error 404

En resumen

Un error 404 no es el fin del mundo si lo sabes detectar y solucionar. Aquí te he dado algunas claves, pero quizá a ti se te ocurran otros casos. En tu experiencia, ¿qué genera los errores 404 y cuál es la mejor forma de gestionarlos? ¿Ya has personalizado tu página de error para mantener a las visitas en tu web? Cualquier corrección o apunte que quieras aportar es bienvenido. ¡Deja un comentario!

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *