0

¿Qué es y cómo reducir el porcentaje de rebote? (Parte 1)

Chico triste delante de un PC

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué las visitas se van tan rápido de tu web y cómo conseguir que se queden más? Si las visitas escapan apenas llegan, sin echar siquiera un vistazo a ninguna otra página, tienes un problema con el porcentaje de rebote.

 

¿Pero qué es lo que los espanta: el contenido no está bien, el diseño no atrae? Es fácil saberlo si vigilas ciertas métricas. Lo importante es que no hagas caso omiso de ese rebote, porque sirve para medir el interés que crea tu web entre las visitas.

 

A continuación, vamos a explicarte cómo identificar y solucionar el problema para lograr que las visitas se queden más tiempo y consulten más páginas de tu web. ¿Listo? Pues empezamos por el principio.

¿Qué es el porcentaje de rebote y por qué debería importarme?

Si ya tienes una web propia seguro que te suena el término «porcentaje de rebote», pero quizá no sepas lo que significa exactamente. El porcentaje o la tasa de rebote mide la gente que aterriza en tu web y se marcha sin mirar atrás, sin visitar ninguna otra página. Sirve para indicarte si estás llegando al público adecuado (es decir, al que está interesado en el tema que trata tu web) y si estás cumpliendo con sus expectativas.

 

Por ejemplo, si revisas en detalle los datos de tu cuenta de Google Analytics y ves que tienes un porcentaje de rebote medio del 70%, eso quiere decir que el 70% de la gente que llega a tu web se va sin ver más que la página por la que entró (ya sea la página principal o cualquier otra página de tu sitio). Estos son los comportamientos que se tienen en cuenta para calcular el porcentaje de rebote:

  • hacer clic en el botón «Ir a la página anterior»
  • introducir una web distinta en el navegador
  • cerrar la ventana o la pestaña
  • hacer clic en un enlace externo

¿Pero por qué lo hacen?, ¿por qué «rebotan»? Pues puede que ese rebote sea señal de que tu web no les proporciona la información o el producto que están buscando. También puede que la web tarde demasiado en cargar o que no esté bien organizada, haciendo que sea complicado navegar por ella o entender a dónde hay que ir a continuación. En resumen, la tasa de rebote es una forma de medir la eficacia de tu web.

 

Antes de seguir, hay que dejar clara una cosa. Mucha gente confunde el porcentaje de rebote con el porcentaje de salidas, pero no son lo mismo.

¿Qué diferencia hay entre porcentaje de rebote y porcentaje de salidas?

La Ayuda de Analytics lo explica muy bien, pero vamos a hacerte un resumen. El porcentaje de salidas es el porcentaje de personas que se van tras ver cada página (es decir, es específico de cada una de las páginas de tu sitio). Por ello, lo que te indica el porcentaje de salidas de una página es la última página que visualizaron las visitas antes de irse (pero puede que antes hayan visto muchas otras páginas de tu sitio). Si hay una página concreta que supera en mucho el porcentaje de salidas del resto de páginas, es posible que haya un problema con ella y que debas revisarla.

 

Por otro lado, el porcentaje de rebote mide el número de visitas que se van habiendo visualizado una única página, sin querer ver ninguna más. Cuanto más alto sea el porcentaje de rebote de una página, menor es el porcentaje de usuarios con los que has conseguido conectar. La calidad de la página en sí puede tener un efecto sobre el porcentaje de rebote, pero también puede ser cuestión de la calidad del tráfico que recibe esa página.

 

Debes hacerte dos preguntas:

  • ¿Esta página es suficientemente buena como para convencer a la gente de que se quede en mi web o compre el producto?
  • ¿Estoy atrayendo al público correcto a mi web?

Si consigues las respuestas a estas dos preguntas, estarás un poquito más cerca de reducir tus porcentajes de rebote.

¿Cómo puedo saber el porcentaje de rebote de mi web?

Google Analytics es la primera parada. Si aún no tienes cuenta de Analytics, ha llegado el momento de crearla. Te prometo que merecerá la pena y averiguarás muchísimos datos de interés sobre tu web. En el blog ya hemos explicado en qué consiste Analytics y cómo configurar tu cuenta, pero si tienes algún problema en el proceso puedes dejar un comentario y trataremos de ayudarte.

 

Cuando tengas tu cuenta configurada y estés listo para empezar a utilizarla, deberás iniciar sesión. Nada más entrar, verás el porcentaje de rebote medio de tu web:

 

Ejemplo de porcentaje de rebote en Analytics

 

Pero lo que realmente nos interesa es conocer los porcentajes de rebote y las fuentes de tráfico para cada página.

 

Porcentaje de rebote

Ve a Comportamiento > Contenido del sitio > Todas las páginas. Así podrás ver las páginas de tu sitio web que más visitas han recibido en los últimos 30 días y la tasa de rebote que han tenido.

 

Aquí tienes una captura de ejemplo:

 

Ejemplo de porcentaje de rebote por página

 

A primera vista, ya puedes ver que la página principal (la número 1) tiene un porcentaje de rebote del 39,18%. Esto quiere decir que más de un 60% de la gente que llega a esta página principal decide visitar alguna otra página del sitio.

 

Para continuar, puedes organizar el porcentaje de rebote haciendo clic en el título de esa columna. Así podrás ver qué páginas tienen un rebote más alto o más bajo (si quieres cambiar, solo tienes que volver a hacer clic en el título), lo que te ayudará a distinguir:

  • El contenido que hace que la gente quiera visitar más páginas de tu sitio, es decir, las páginas con un porcentaje de rebote más bajo.
  • Las páginas que debes mejorar, especialmente si combinan un porcentaje de rebote alto con un alto número de visitas. Aprovecha esas páginas que te traen tanto tráfico, mejórales y consigue así que esas visitas presten atención también a otras páginas.

 

Fuentes de tráfico

Para poder ver los sitios web que te envían muchas visitas y el porcentaje de rebote para cada una de esas fuentes de tráfico, tienes que ir a Adquisición > Todo el tráfico > Fuente/Medio. La idea es que puedas saber si estás utilizando los canales más adecuados para intentar atraer visitas, así como identificar aquellas páginas que debes mejorar para que la gente se quede durante más tiempo en tu sitio.

 

Sin embargo, puedes ir más allá. Revisa si los factores como la ubicación, el dispositivo utilizado o las redes sociales tienen algún tipo de relación sobre el porcentaje de rebote.

¿Qué porcentaje de rebote es aceptable?

Antes de que entres en modo PANIC al ver tu cuenta de Analytics, hay algo que debes saber: el porcentaje de rebote varía mucho dependiendo del tipo de web que tengas. Existen muchos factores que pueden hacer que cambie:

  • El sector
  • El tipo de sitio
  • El tipo de página: informativa, de venta, etc
  • La credibilidad de la marca
  • La intención del usuario: si está investigando o si ya está listo para comprar

Hay una infografía de QuickSprout en inglés que explica todo esto muy bien. Aquí tienes la parte dedicada al porcentaje de rebote medio por tipo de web:

 

Infografía de porcentaje de rebote medio por tipo de web

 

Otra de Kissmetrics, también en inglés (visto lo visto, ¡vamos a crear las nuestras propias en castellano!), que incluye entre otras cosas las medias de porcentaje de rebote por sector:

 

Infografía de porcentaje de rebote medio por sector

 

Como puedes ver, las medias son muy distintas dependiendo de muchas cosas, así que no hay que obsesionarse. Te recomiendo que te marques un porcentaje de referencia para tu sitio y que trabajes para mejorar en lo que consideres que es más necesario.

¿Un porcentaje de rebote alto siempre es algo malo?

No. Depende de los objetivos que quieras alcanzar. Es decir: si tienes una web en la que promocionas eventos, las visitas buscan básicamente la fecha y la hora de cada uno de ellos, y ya está. Entran en tu web, obtienen la información y se marchan: el porcentaje de rebote, por lo tanto, va a ser bastante alto. ¿Pero sabes qué? No pasa nada, porque sus necesidades quedan satisfechas.

 

Imagínate también una página de aterrizaje en la que el objetivo es realizar una acción inmediata en lugar de conseguir que las visitas sigan leyendo más contenido. ¿Cuándo puede pasar esto? Pues, por ejemplo, si tienes una página en la que consta tu información de contacto, que las visitas pueden utilizar para enviarte un correo o llamarte. Se ponen en contacto contigo y a continuación se marchan.

 

Por el contrario, si tienes una tienda online, un porcentaje de rebote alto puede ser causa de alarma. Significa que los usuarios se marchan demasiado rápido, lo que prácticamente se traduce en ventas perdidas.

 

Ten en cuenta que no hay un porcentaje de rebote «perfecto», pero si el tuyo está por encima del 80% suele ser una mala señal. Implica que la mayoría de la gente que llega a tu web rebota, así que debe de haber algo que los espanta: puede que sea un diseño poco atractivo, demasiados anuncios, un contenido pobre o problemas de compatibilidad con un navegador. Si es tu caso, puede que sea el momento de empezar a mejorar tu web no solo para conseguir más participación de las visitas, sino para impedir también que esta situación afecte a tu posicionamiento en buscadores. Sobre esto, recuerda que nuestras herramientas SEO gratis pueden darte una idea general de tu web, para así revisar aspectos que quizá hayas olvidado y que es hora de mejorar.

 

Si te preocupa que tu porcentaje de rebote sea demasiado alto, lee nuestro próximo post. Te explicaremos los principales motivos por los que rebotan las visitas y cómo reducir al máximo el porcentaje de rebote de tu web. Pero antes de continuar, te agradeceríamos tu opinión, ¿este post te ha parecido interesante o ya lo sabías todo? Si quieres compartir tu experiencia, te invito a dejar un comentario. ¡Seguro que tienes algo que aportar!

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *