0

¿Qué es y cómo reducir el porcentaje de rebote? (Parte 2)

Chico con los brazos en alto

 

En nuestro post anterior te explicábamos en qué consiste exactamente el porcentaje de rebote, cómo averiguar el de tu sitio web y por qué no siempre indica algo negativo. Si estás preocupado porque te parece que el tuyo es demasiado alto y quieres reducirlo, en esta segunda entrega te vamos a indicar los principales motivos por los que las visitas suelen rebotar y 5 formas de reducir al máximo ese porcentaje de rebote.

 

1. Conoce a tus visitas

Antes de que te lances de cabeza a planificar un carísimo rediseño de toda la web, pensando que un sitio más bonito hará que las visitas se queden más tiempo, frena y pregúntate lo siguiente: ¿cómo sabes lo que les va a gustar si no sabes quiénes son? Lo que tienes que hacer primero es averiguar quién visita tu web: quiénes son, dónde viven, qué están buscando y (lo más importante) por qué dan a parar a tu web.  También puedes echarle un ojo a nuestras herramientas SEO gratis, podrás hacerte una idea de la cantidad y procedencia de las visitas que has recibido en el último mes.

 

Como en nuestro post anterior, la mejor fuente de información en este sentido es tu cuenta de Google Analytics. Identifica su ubicación y rango de edad, el dispositivo que utilizan para ver tu web, los porcentajes de visitas nuevas en comparación con las recurrentes… Las estadísticas no mienten, así que si buscas bien encontrarás muchísima información útil sobre tus visitas, incluyendo lo que más les interesa.

 

En resumen, no tires el dinero en un rediseño hasta que no tengas esa información crucial. Si te puede la impaciencia y quieres empezar a probar cosas nuevas ya mismo, puedes probar a hacer pruebas A/B.

 

2. Averigua lo que quieren

Ahora que ya sabes quienes son, te toca averiguar lo que quieren. ¿Estás atrayendo a las visitas adecuadas? Todo el SEO, la publicidad en Facebook, las campañas en Twitter, los posts invitados… ¿Te están consiguiendo los visitantes correctos? Asegúrate de que tu objetivo es el público que realmente está interesado en lo que tienes que decir o que vender. Si ya estás atrayendo al público adecuado y les estás dando lo que quieren, no debería haber motivo alguno para que reboten.

 

Una vez más, consulta tus datos de Analytics por si esos usuarios a los que estás alcanzando a través de tus campañas de mailing no están demasiado interesados en tu oferta porque, por ejemplo, son fotógrafos profesionales y les estás intentando vender cámaras desechables. Puede que estén interesados en la información que rodea al producto, pero no lo van a comprar.

 

3. Crea una gran experiencia de usuario

Una experiencia de usuario negativa puede provocar que abandonen tu web en unos segundos. Aquí tienes algunas pistas para hacer que tu web sea más usable:

  • La información que están buscando debe ser fácil de encontrar. No hagas que tengan que bajar muchísimo o hacer 7 clics para encontrar lo que deberían haber encontrado nada más entrar en la web.
  • La navegación debe ser intuitiva. No ocultes los menús ni hagas trucos raros para que todo quede más bonito. Si las visitas quieren echar un vistazo a todo, pónselo fácil. Coloca los menús donde se espera que estén o puede que se marchen y no tengas una segunda oportunidad.
  • Invierte en un diseño profesional siempre que puedas, porque es uno de los elementos que más confianza genera entre las visitas nuevas. Si la web no tiene un aspecto profesional, y sobre todo si te dedicas a la venta de productos online, será difícil que la gente no rebote. Aquí tienes unas indicaciones básicas sobre el diseño web (quizá encuentres puntos que mejorar) y aquí 6 razones por las que la gente se decide a no comprar en tu web (y la solución a esos problemas).

4. Proporciona contenido relevante

La gente hoy en día está ocupadísima. No tienen tiempo para leer contenido que no les da lo que necesitan, así que tienes que asegurarte de que el que les proporciones sea exactamente lo que estaban buscando. Además, el contenido debería ser muy fácil de ojear:

  • Utiliza párrafos cortos
  • Haz listas numeradas cuando te sea posible
  • Usa títulos y subtítulos para separar el texto
  • Incluye imágenes
  • Asegúrate de que tu vocabulario sea sencillo y de evitar el uso de jerga especializada

5. Consigue que hagan clic

Piénsalo: cuando alguien rebota quiere decir que no ha hecho un solo clic más en la página. Si quieres reducir el porcentaje de rebote, lo que debes conseguir es que hagan clic en algún sitio, que completen una acción.

En una buena página, no solamente les proporcionas la información que necesitan, sino que les indicas lo que deben hacer a continuación a través de una llamada a la acción. Una vez consigues ese clic, las visitas dejan de formar parte de ese porcentaje de rebote. En resumen, debes añadir botones que sean claros y llamativos. Te recomendamos que:

  • Expliques qué gana el usuario haciendo clic en ese botón, por ejemplo: ¿va a ahorrar dinero?, ¿va a conseguir algo gratis?
  • Te asegures de que el contenido de la llamada a la acción sea relevante para el usuario, es decir, que sea un resumen de lo que el usuario ya ha leído en el contenido anterior al botón.
  • Utilices verbos descriptivos, pero nada de “Haz clic aquí”, sino algo que describa lo que quieres que hagan a continuación: “Comprar ahora”, “Ir al siguiente paso”…
  • Sé claro, no añadas un montón de llamadas a la acción por toda la página: con 1 o 2 es suficiente (normalmente, aunque no siempre ni mucho menos, el botón se sitúa en la parte inferior derecha de la página).
  • Introduzcas un sentimiento de urgencia en la llamada a la acción, utilizando palabras como “hoy” o “ahora”.

Pero no te vuelvas loco…

Seguramente estos consejos te ayuden a reducir el porcentaje de rebote de tu web, pero recuerda: no tienes por qué obsesionarte con conseguir una tasa del 20%. ¡Solo tiene que ser más baja que la de la competencia! Cuando empiece a bajar, notarás enseguida que la tasa de conversión empieza a subir. Es posible incluso que mejore tu posicionamiento en buscadores, y es que si el rebote se reduce no solamente será porque estés proporcionando una mejor experiencia a tus usuarios, sino que también estarás sentando las bases para el éxito en muchas otras áreas.

 

¿Tienes algún otro consejo que quieras compartir? Nos encantaría leer tu comentario.

Andrea Barreiro

Andrea Barreiro

Andrea trabaja en Host Europe desde 2012. Es parte del equipo de marketing y supervisa la actividad en redes, el blog, actualiza la web, gestiona el email marketing y desarrolla otras iniciativas con nuestros clientes.

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *